Guía del principiante para elegir un estilo fotográfico

¿Quieres ser mejor fotógrafo pero no sabes por dónde empezar? Estamos aquí para ayudarte a encontrar un estilo que funcione para ti.

elegir_estilo_de_fotografía_guía_para_principiantes

Los fotógrafos más conocidos tienen un estilo distintivo que se reconoce al instante. Es lo que hace que su trabajo destaque, pero el estilo es algo más que los pasos en la edición de las fotos o el tema en sí. El estilo surge de forma orgánica tras años de creación y experimentación.

El estilo es lo que sucede después de encontrar tu auténtica voz a través del medio que elijas. Cuando estás empezando a convertirte en fotógrafo profesional, es bueno tener una idea general de hacia dónde quieres ir. Una de las mejores formas de trazar tu rumbo es elegir y desarrollar el estilo de fotografía que te hable.

Dedicar algo de tiempo a definir tu estilo fotográfico personal te ayudará a sentirte mucho menos confuso como principiante. Una vez que hayas perfeccionado tus habilidades, te recompensará salirte de la ruta y probar diferentes tipos de fotografía para desarrollar tus habilidades.

A qué nos referimos cuando hablamos de estilos fotográficos

Hay muchas tipos de fotografíaalgunas de las cuales ya hemos analizado en profundidad. Algunas de las opciones entre las que puedes elegir son:

  • Fotografía de bodas
  • Fotografía de recién nacidos
  • Fotografía de maternidad
  • Fotografía de retrato
  • Fotografía de paisajes
  • Fotografía de moda
  • Fotografía de bodegones
  • Fotografía del producto
  • Fotografía artística
  • Fotografía de alimentos
  • Fotografía de la naturaleza

Esta lista no es en absoluto exhaustiva, e incluso dentro de esta lista de géneros, puedes encontrar subgéneros y diferentes estilos de fotografía, pero estas categorías generales están pensadas para darte un punto de partida, y no tienes por qué elegir sólo uno. Algunos de estos estilos, como la fotografía de bodas, contienen múltiples estilos estéticos (muchas bodas incluyen retratos, paisajes y comida), por lo que es mejor empezar con uno solo y crecer a partir de ahí.

El tipo de fotografía que hagas es sólo una pieza del puzzle a la hora de definir tu estilo personal.

La composición, los objetivos, los temas elegidos, los ángulos desde los que se dispara, la luz y el estilo, los colores y la forma de editar y recortar son factores que contribuyen a dar a tu trabajo un aspecto inconfundible.

peter-oslanec-722265-unsplash

Fotógrafo, conócete a ti mismo

No siempre es fácil responder definitivamente: "¿qué tipo de fotógrafo soy?". El equipo está por detrás de tu propia creatividad. No se trata del tipo de cámara con el que disparas, sino del tema que capturas y cómo lo capturas.

Gran parte del trabajo que supone descubrir tu estilo fotográfico personal implica introspección y autodescubrimiento.

Puede parecer una tontería o un poco incómodo al principio, pero empieza por reservar entre 15 y 30 minutos para hablar sin interrupciones. escritura libre sesión sobre lo que te inspira. No pienses demasiado; escribe lo que se te ocurra.

Una vez que hayas escrito libremente, busca temas que surjan en tus notas. Piensa en la primera vez que cogiste una cámara. ¿Qué te atrajo de la fotografía? ¿Qué te hizo querer aprender a ser fotógrafo profesional? ¿Quién te inspiró entonces? ¿Quién te inspira ahora? ¿Qué relación tienen?

He aquí otras preguntas que puede plantearse durante este ejercicio:

  1. ¿Qué espera conseguir con su fotografía?
  2. ¿Qué tipo de clientes quiere atraer? ¿Le interesan las relaciones con clientes corporativos, editoriales o más íntimos?
  3. ¿Qué le gusta de la fotografía? ¿Qué le disgusta?
  4. ¿A qué fotógrafos admira? ¿Por qué?
  5. ¿Qué te gusta fotografiar? Sé muy específico. Si te gusta fotografiar comida, ¿qué tipo de comida? ¿En qué escenarios? ¿Por qué?

Cuanto más tiempo dediques a definir tus motivaciones, gustos y aversiones, más fácil te resultará encontrar un estilo fotográfico que se adapte a ti.

Escribir es una forma estupenda de ordenar tus pensamientos. En algún momento habrás pensado en estas preguntas, pero escribirlas en un diario puede ayudarte a organizar esos pensamientos e intenciones para señalar una dirección determinada en tu proceso creativo.

La inspiración está en todas partes

Cuando tengas una idea en la cabeza de lo que te inspira, es hora de explorar el mundo que te rodea.

Echar un vistazo al trabajo de otros fotógrafos es un buen punto de partida. Considerar cuidadosamente de dónde sacas la inspiración puede darte una idea de tu gusto estético o del estilo que más te atrae.

Puedes utilizar aplicaciones como Pinterest, Instagram y Behance para catalogar la inspiración que encuentres en Internet, o puedes ir por lo analógico y crear un moodboard físico.

Piensa por qué guardaste esas fotos: qué te atrajo de ellas (tema, color, composición, emoción). Cuanto más te acostumbres a clasificar tus fotos de inspiración, más capaz serás de identificar el estilo del artista.

Hemos reunido aquí algunas rondas de fotógrafos con talento para que empieces:

Estos portafolios de fotografía gastronómica te darán mucha hambre

20 fascinantes sitios web de fotografía de retratos

Cómo ven 10 artistas el entorno que les rodea

20 ideas de fotos de boda para animar tu lista de instantáneas

20 portfolios de fotografía de viajes de todo el mundo

Qué hacer con esta inspiración

La clave para inspirarse en otros fotógrafos es ceñirse a inspiración y mantente alejado de imitación.

Busca aspectos de la obra que te atraigan e incorpóralos a tu propio estilo fotográfico. ¿Es la composición lo que les hace destacar? ¿O la forma en que utiliza el color para resaltar el motivo? Sea lo que sea, toma un elemento y aplícalo a tu trabajo sin recrear todo el estilo de ese fotógrafo. Tienes un punto de vista único y el mundo quiere verlo.

Una vez que tenga una idea de lo que le interesa, ¡puede empezar la diversión!

Lleva tu cámara a todas partes y practica, practica y practica. Haz fotos de todo y de cualquier cosa que te llame la atención: aunque no estés completamente seguro de cuál es el mejor estilo fotográfico para ti, haz fotos todos los días. Con el tiempo, tu estilo quedará claro.

Esto también te da la oportunidad de aprender las reglas y perfeccionar tus habilidades. Podrás coger algunos de los errores básicos que cometen los principiantes-como árboles que brotan de las cabezas de tus sujetos- y corregirte.

nathan-dumlao-367165-unsplash

No lo critiques hasta que lo pruebes

Cuando empiezas a investigar cómo convertirte en fotógrafo profesional, puedes caer en la tentación de inclinarte por lo que ya conoces y te gusta.

Pero si evitas las cosas porque no se te dan bien, puedes perderte algo estupendo. La mejor manera de descubrir tu estilo y lo que se te da bien es intentarlo. Incluso si tu primera toma no es la mejor, dale una buena oportunidad para ver si tienes margen para seguir explorando.

Además de probar distintos tipos de fotografía, aquí tienes otros elementos clave que deberías explorar para encontrar tu estilo.

Composición generalmente se refiere a la forma en que los elementos están dispuestos en el marco.

Una foto bien compuesta atrae al espectador y destaca los puntos focales clave, además de guiarle a través de la imagen en su conjunto. Un buen punto de partida es regla de los terciosMuchas cámaras tienen una cuadrícula para ayudarte a alinear la toma.

Una vez que te sientas cómodo con la regla, es hora de romperla. Experimenta con una imagen centrada, encuentra algo que actúe como marco dentro del marco o utiliza patrones para guiar el ojo a través de la foto. Puede que descubras que te sientes más cómodo con un tipo de composición que con otro, e incluso puede que te sorprendas a ti mismo con lo que descubras.

Tiene muchas opciones cuando se trata de lentes.

El objetivo adecuado puede hacer o deshacer una foto, además de tener un gran impacto en tu estilo fotográfico. A muchos fotógrafos les gusta tener a mano una combinación de objetivos zoom rápidos, como el 16-35 mm f2,8, el 24-70 mm f2,8 y el 70-200 mm f2,8.

Son populares porque permiten la gama más común de distancias focales y sus grandes aberturas dejan pasar mucha luz con poca profundidad de campo para que los sujetos destaquen. Para fotografiar con poca luz y conseguir un bokeh cremoso, conviene incluir al menos un objetivo de gran apertura, como los de 35 mm, 50 mm u 85 mm con una apertura máxima de 1,2 a 1,8 mm. Muchas ciudades alquilan material fotográfico, lo que es una buena manera de probar distintos objetivos antes de invertir.

Color es otra oportunidad para dar a tu trabajo un aire propio.

El color puede cambiar la emoción de una fotografía: ¿le atraen los colores tranquilos y fríos, como el azul y el verde, o los tonos más cálidos y vivos, como el rojo y el amarillo? ¿Qué esperas que sienta la gente cuando vea tu trabajo? ¿Cómo apoyará eso la paleta de colores?

Experimenta con distintas combinaciones de colores y comprueba qué ocurre cuando editas fotos complementarias (azul y naranja), análogas (rojo y naranja) o monocromáticas. Color CC de Adobe es un gran recurso para jugar con los colores y encontrar lo que funciona.

La forma en que procesa tus fotos también puede influir mucho en tu estilo fotográfico.

Existen muchas opciones para editar imágenes, como Adobe Photoshop y Lightroom, Affinity y GIMP. Si estás empezando, puedes probar con diferentes ajustes preestablecidos de Lightroom para ver qué tipo de aspecto se adapta mejor a ti y a tu trabajo. No tengas miedo de ajustar las cosas manualmente.

Algunas de las mejores ediciones pueden ser accidentales. Aquí tienes algunos retoques que puedes intentar hacer en postproducción:

  • Enderezar la imagen
  • Recorte para enfocar el sujeto
  • Ajustar la exposición
  • Aplica curvas para cambiar el contraste
  • Eliminar el polvo o las manchas
  • Cambia la saturación para que los colores resalten
  • Enfriar o calentar la toma

Iluminación es otro aspecto de la fotografía que puede tener un gran impacto en tu estilo.

A medida que revises el trabajo de otras personas, así como el tuyo propio, toma nota de los tipos de iluminación que te parecen más atractivos.

Quizá te llamen la atención los retratos luminosos con muchos detalles, o quizá te interesen más las tomas en las que las sombras crean profundidad e intriga. Te atraiga lo que te atraiga, es importante que dediques tiempo a aprender a trabajar con distintas fuentes de luz antes de comprometerte con un estilo.

Si estás empezando, un buen disco reflector es una forma estupenda de trabajar con luz natural y asegurarte de que tus fotos (y los sujetos) tengan el mejor aspecto posible. Muchos fotógrafos también montan un flash en la cámara y lo hacen rebotar desde un ángulo de 45 grados en interiores.

En función de tu presupuesto y tus objetivos, puedes buscar aún más opciones de iluminación, como estroboscopios de estudio y transmisores remotos.

elegir_estilo_de_fotografia_website

Cree un sitio web de fotografía que refleje su estilo

Tu imagen no termina con la foto. Debes asegurarte de que tu identidad es coherente, y eso incluye la forma en que compartes tus fotos.

Hay tantas formas diferentes de exponer tu trabajo como estilos fotográficos. No te preocupes, no hace falta ser diseñador para crear un sitio web atractivo-Hay grandes creadores de sitios web con muchas plantillas y temas disponibles.

Pruebe algunos y vea cuáles se adaptan mejor a su estilo. Algunas preguntas que quizá quieras responder mientras construyes tu sitio web:

  • ¿Desea que la página se desplace vertical u horizontalmente?
  • ¿Prefiere imágenes independientes o un diseño en cuadrícula?
  • ¿Qué tipo(s) de letra va(n) con su trabajo?
  • ¿Qué paleta de colores quiere utilizar?
  • ¿Tiene previsto utilizar un logotipo?

Mantener un portafolio web también es una gran referencia para tu crecimiento como fotógrafo. Si mantienes tu portafolio con regularidad, te darás cuenta de ciertas fases, cambios de estilo y saltos en tus habilidades técnicas, lo que te permitirá conocer mejor tu proceso creativo como artista.

No olvides preguntar a colegas y amigos su opinión sobre tu estilo. A veces nos acercamos demasiado a nuestro trabajo para poder ver con claridad los cambios de estilo. Los colegas también pueden darte valiosos comentarios sobre tu trabajo y ofrecerte una impresión sincera de tu portafolio que podría serte útil para cuando estés listo para comercializarte.

A medida que tu estilo evoluciona, es importante revisar y actualizar la información de tu sitio web. Añade nuevas imágenes a medida que trabajas y perfeccionas tu estilo fotográfico, actualiza tus precios o escribe entradas en tu blog para ayudar a los motores de búsqueda. sitio web de carteras en línea fresco.

Paso a paso

Aunque puede parecer abrumador encontrar tu estilo, sobre todo cuando empiezas y estás aprendiendo a ser fotógrafo profesional, el mejor consejo que podemos darte es que vayas paso a paso. Diviértete, haz muchas fotos y prueba cosas nuevas.

Nunca sabes qué estilo te va a gustar y adónde te puede llevar tu fotografía.

*Más recursos fotográficos:
Guía del principiante para comprar el equipo fotográfico adecuado
Cómo crear una empresa fotográfica de éxito
Guía completa de los ajustes manuales de tu cámara réflex digital

A4 1 4

Guía para mejorar sus habilidades fotográficas

Mejora tus habilidades fotográficas con nuestro paquete gratuito para principiantes (*solo en inglés). Accede a consejos exclusivos y herramientas para perfeccionar tu arte y expandir tu negocio.

Nombre
Suscríbase al boletín Etiqueta de campo

Última

es_ESES