Cómo fotografiar comida para que la gente lama la pantalla

Las reglas sencillas y fáciles de seguir para conseguir siempre una foto apetitosa.

111746 12726577 food_shoot_tacos_jpg

Es cierto cuando los chefs dicen que primero comemos con los ojos. Los colores, las texturas y las formas son una parte crucial de la experiencia culinaria. No se puede culpar a la gente por hacer una foto rápida antes de zambullirse?

Tanto si trabajas para un cliente como si publicas en Instagram, debes seguir unas cuantas reglas sencillas para conseguir esa foto perfecta que te haga la boca agua. Lo último que quieres es una foto granulada y oscura de la obra maestra que tienes delante.

Prestar atención a la luz, la composición, el estilo y los ajustes de tu cámara harán que tu portafolio de fotografía de alimentos digno de una estrella Michelin.

FOOD093_wwdiyu

Dylan + Jeni Cartera

1. 1. Luz natural

Unos rayos de sol transformarán tu fotografía de alimentos mejor que cualquier filtro de Photoshop, pero no toda la luz natural es igual.

No te dejes seducir por una zona soleada sin sombra. La luz directa e intensa puede crear sombras oscuras en los alimentos. Si se trata de un tentempié de color claro por naturaleza, como la avena o el puré de patatas, exponerlo a la luz directa del sol puede hacer que su textura parezca informe y que toda la imagen quede sobreexpuesta.

El punto ideal para la iluminación natural es una zona de sombra en un día soleado. Encontrar el alféizar de una ventana a la sombra, la cubierta de un árbol o incluso colocar una sombrilla sobre la comida te proporcionará esa estética uniforme, texturizada y definida que diferencia una fotografía de comida de otra.

Mexican_Table_1_slzrja

Hélène Dujardin Cartera

2. Flash

A menos que sea una elección estilística, el flash nunca debe utilizarse en la fotografía de alimentos. El uso del flash puede crear reflejos, dando a un filete mignon perfectamente chamuscado un brillo aceitoso, o a un trozo de tarta de cumpleaños un aspecto animado y brillante.

El flash también puede crear la confusa ilusión de "comida flotante". Esto ocurre cuando el flash rebota en un plato blanco, haciendo que el plato no se distinga de la mesa y que la comida parezca flotar en el aire.

Por regla general, la fotografía de alimentos debe provocar en el espectador el deseo de coger el plato y darle un mordisco. Esto no sucederá si el flash hace que la comida parezca demasiado grasienta o demasiado espaciada.

SEPIOLINI41_bwvbfs

David Loftus Cartera

3. Composición

Si observamos una buena fotografía de comida, nos daremos cuenta de que el plato principal rara vez es el único sujeto del encuadre. Los fotógrafos gastronómicos estilizan sus imágenes con platos de fondo, utensilios, servilletas y otros ingredientes para atraer la mirada hacia el sujeto principal y añadir interés a la imagen.

Es importante saber que, cuando miramos fotografías, nuestros ojos se posan de forma natural en determinados puntos de intersección de un encuadre. Los fotógrafos aprovechan esta información con la Regla de los Tercios.

Un error muy común es creer que la regla de los tercios consiste en incluir tres elementos diferentes en una fotografía para crear interés, pero esta técnica no tiene nada que ver con colocar objetos en grupos de tres.

Para seguir la Regla de los Tercios, imagina que tu encuadre está dividido en una cuadrícula par de nueve partes, como un rompecabezas Sudoku. El sujeto principal de una fotografía debe situarse en las intersecciones de estas líneas o a lo largo de ellas.

Ya sea un trozo de pizza, un limón o un plato de sopa, la regla de los tercios nunca cambia.

regla-de-tres-macarons

(vía Mercado creativo)

Si observas la imagen de arriba, verás que hay algo que atrae la mirada hacia la pantalla. Sin algo en una intersección, la imagen cae plana.

Aunque la regla de los tercios es un buen concepto a tener en cuenta, sobre todo cuando estás empezando, no siempre hay que aplicarla. A veces puedes querer hacer zoom en un trozo de comida, por ejemplo, una galleta de chocolate derretida y masticable para mostrar su deliciosa textura. En este caso, puede que la regla de los tercios no sea aplicable.

En lo que respecta a la composición, también es importante decidir desde qué ángulo quieres fotografiar los alimentos. Muchas fotografías de alimentos tienden a mostrar a sus protagonistas a vista de pájaro, pero esta no es la única opción que tienen los fotógrafos a la hora de mostrar las mejores características de los distintos alimentos.

Decidir desde qué ángulo fotografiar significa tener en cuenta los aspectos atractivos de un sujeto: ¿estás fotografiando un batido enorme lleno hasta el borde de nata montada, virutas y cerezas al marrasquino? ¿Un vaso alto de zumo recién exprimido? ¿O un plato alto de espaguetis con albóndigas apiladas una encima de otra?

Si el sujeto tiene cierta altura, puedes considerar la posibilidad de fotografiarlo desde un ángulo recto o ligeramente inclinado 45 grados para mostrar mejor sus factores definitorios.

Por otro lado, si vas a fotografiar un sujeto mayoritariamente plano, como un bol de batidos, un donut o un sándwich abierto, elegir un ángulo de vista de pájaro te ayudará a mostrar todas las mejores características de un sujeto más bidimensional.

Screen_Shot_2016-01-22_at_5.46.25_PM

Peter Frank Edwards Cartera

4. Estilismo alimentario

Aunque la composición te ayudará a añadir interés y enfoque a tus imágenes, una buena fotografía de alimentos requiere un buen estilismo.

Puede que no desayunes con copos de coco, pipas de calabaza y corazones de cáñamo elegantemente colocados junto a tu tostada matutina, pero emplear este tipo de opciones estilísticas te ayudará a atraer el interés de la gente hacia el motivo principal del encuadre.

Estas son las técnicas de estilismo que debes tener en cuenta:

  • Elige el plato, cuenco o fuente que más te guste.

No tengas miedo de probar opciones poco convencionales, como platos de madera, tablas de cortar de mármol o cuencos de piedra, y comprueba cómo se adaptan a tus fotografías. Si no puedes gastarte un dineral en cosas caras, ¡no te preocupes! En las tiendas de segunda mano se puede encontrar una gran cantidad de vajilla única por una cuarta parte del precio de los establecimientos más caros.

  • No te olvides de los cubiertos.

Muchas de las mejores fotografías de comida utilizan los cubiertos para anclar la imagen en la realidad y dar al espectador la sensación de que puede sumergirse en ella.

  • Utilice ingredientes frescos como detalles de fondo.

Unas jugosas rodajas de lima y unas escamas de chile picante esparcidas junto a un monótono (pero delicioso) plato de Pad Thai ayudan a refrescar la imagen. No tengas miedo de experimentar con detalles de fondo inverosímiles, como hojas o flores secas. Si los ejecutas correctamente, el espectador no se preguntará cómo han llegado las hojas a la mesa, sino por qué tus imágenes tienen tan buen aspecto.

  • Una servilleta de tela añade color y textura a una imagen.

Mientras que una servilleta de lino azul detrás de un pollo asado puede ayudar a resaltar la imagen, una servilleta con detalles o bordados puede añadir textura junto a un plato de sopa.

  • No olvides la guarnición.

Una pizca de perejil puede dar vida a un plato de boloñesa de color marrón, del mismo modo que una pizca de cilantro y aceite de oliva puede elevar un plato normal de guacamole al siguiente nivel.

TerroniDTLA_Branzino0064

Dylan + Jeni Cartera

5. Establecer un estilo

Muchos fotógrafos gastronómicos de éxito tienen un estilo propio al que se ciñen: rústico, minimalista, moderno. Han perfeccionado su estilo específico para diferenciar sus fotografías de las demás.

Es probable que ya hayas empezado a perfilar tu propio estilo de fotografía de alimentos sin ni siquiera darte cuenta. ¡Enhorabuena! Tu propio estilo gastronómico individual se desarrolla cuando seleccionas activamente qué plato utilizar, dónde colocar la fotografía y qué accesorios añadir al encuadre.

Una vez que hayas establecido el aspecto que quieres que tengan tus fotografías, esfuérzate para que cada imagen sea coherente con la siguiente. Antes de que te des cuenta, estarás en camino de crear imágenes de alimentos únicas e individuales a tu gusto.

Screen_Shot_2016-01-22_at_5.47.46_PM

Peter Frank Edwards Cartera

6. Considerar el equipamiento adicional

Aunque no es necesario un equipo extra para conseguir la foto perfecta de la comida -especialmente si piensas hacer las fotos a la hora adecuada del día-, invertir en más equipo puede ayudarte a garantizar que vas a conseguir una foto estupenda sin tener que depender demasiado de la hora del día o del tiempo.

Aunque no tengas pensado comprar equipo profesional, saber qué hace cada cosa puede ayudarte a conseguir una imagen mejor, ya que te ayudará a entender cómo manipulan los fotógrafos profesionales su entorno para conseguir una gran toma.

  • Trípode

    Puede que un trípode no esté en lo más alto de tu lista de "imprescindibles" si tu audiencia principal se encuentra en Instagram, pero puedes garantizar que cuando los fotógrafos profesionales de alimentos disparan para libros de recetas de alto perfil y revistas de alimentos, siempre tienen un trípode en la cubierta. Hasta la más mínima sacudida se aprecia en fotografías grandes y de alta calidad, y en la fotografía de alimentos, cuanto más enfocado esté el sujeto, mejor.

  • Tarjeta de rebote

    Una tarjeta de rebote es una gran superficie blanca que se puede apoyar para reflejar la luz sobre un sujeto, ayudando a eliminar las sombras no deseadas. Incluso si las condiciones de iluminación son casi perfectas, una tarjeta de rebote puede ser muy útil para conseguir una toma con una iluminación uniforme.

La buena noticia es que no tienes que gastarte cientos de dólares para conseguir el aspecto profesional que proporciona una tarjeta de rebote: puedes hacer la tuya propia con un trozo de cartulina blanca que puedes comprar en tiendas de material de oficina o en tiendas de todo a un dólar por menos de $5,00.

  • Pizarra negra

    Si quieres eliminar luz de una imagen, ya sea para crear un efecto más oscuro o para asegurarte de que una fotografía no va a acabar sobreexpuesta si disparas en condiciones de mucha luz, vas a necesitar una pizarra negra para absorber el exceso de luz.

Las pizarras negras se parecen a las tarjetas de rebote, pero en lugar de ser blancas, son negras. También se pueden hacer con cartulina negra por menos de lo que cuesta una hamburguesa con patatas fritas.

  • Iluminación artificial

    Como no se puede garantizar que haya una gran ventana por la que entre la luz del sol cada vez que se quiere fotografiar, muchos profesionales recurren a la luz artificial.

El método más común es utilizar luces de estudio con softbox, porque ayudan a imitar la luz natural que todos preferimos. Por desgracia, muchas de las opciones de iluminación y los softboxes pueden ser caros y voluminosos.

Si aún no quieres gastarte cientos o incluso miles de dólares en accesorios de iluminación, puedes colocar dos lámparas de escritorio a cada lado del sujeto y utilizar una tarjeta de rebote para reflejar la luz en el encuadre.

OEP_Drink_a9ud6f

Hélène Dujardin Cartera

7. Conozca los ajustes de su cámara

La apertura (F-Stop) se ocupa de la cantidad de luz que entra en el objetivo de una cámara. Cuanto mayor sea el diafragma, más luz entrará en la cámara y más clara será la imagen. Cuanto más estrecha sea, más oscura será.

El ajuste de apertura más común para la fotografía de alimentos es el modo Av, que ajusta automáticamente la velocidad de obturación para encontrar la luz ideal para el sujeto.

La velocidad de obturación depende de lo lento o rápido que se abra y se cierre el obturador. Una velocidad de obturación más rápida significa que entra menos luz y que la fotografía sale más oscura. Lo contrario ocurre con las velocidades de obturación lentas.

ISO afecta al sensor digital de una cámara. Es especialmente útil en situaciones de poca luz, cuando un diafragma abierto no proporciona por sí solo una imagen nítida. Al fotografiar alimentos, siempre debes utilizar un ISO de 400 o menos, y evitar superar los 1600 en la mayoría de las cámaras comerciales.

FOOD109_ck7wyr

Dylan + Jeni Cartera

8. Filtros y edición

Gracias a Instagram, muchos de nosotros ya estamos familiarizados con las técnicas básicas de edición fotográfica y sabemos que programas como Photoshop no son necesarios para conseguir una foto digna de babear.

Sin embargo, un software básico de corrección del color y la exposición puede ayudar a convertir una buena imagen de alimentos en una gran imagen. La buena noticia es que este equipo nunca ha sido tan fácil de usar. Hay muchas aplicaciones sencillas de edición fotográfica disponibles para descargar en dispositivos iOS y Android.

Entre las aplicaciones más populares están VSCO Cam, Photo Editor by Aviary y Snapseed. Estas aplicaciones vienen con filtros preestablecidos y funciones de corrección integradas.

Por regla general, si decides utilizar un filtro preestablecido en una imagen de alimentos, siempre debes intentar que la imagen parezca lo más natural posible. Algunos filtros pesados pueden hacer que los alimentos parezcan falsos, o incluso quitarles su textura natural.

Si te gusta el aspecto de un filtro pero crees que es demasiado fuerte para el sujeto, prueba a atenuarlo hasta que encuentres el nivel de sutileza adecuado para tu imagen.

Screen_Shot_2016-01-22_at_5.48.56_PM

Peter Frank Edwards Cartera

9. Confía en tu ojo

En última instancia, una buena foto de comida se reduce a confiar en uno mismo. Si has seguido todos los pasos para hacer fotos que te hagan caer la baba y crees que algo no va bien, probablemente no sea así: déjate llevar por tu instinto y no tengas miedo de romper las reglas. Incluso si no te sientes muy seguro con las fotografías, hay muchos otros recursos estupendos y consejos para fotografiar alimentos que pueden ayudarte a llevar tu fotografía de alimentos al siguiente nivel.

Cada imagen es diferente y nunca habrá una única regla que se aplique a todas ellas. Por eso la herramienta más importante que tiene un fotógrafo es su propio ojo. Aprende a confiar en él y tus fotografías harán que la gente quiera lamer la pantalla.

(Imagen de cabecera: Aaron Schorch Cartera)

A4 1 4

Guía para mejorar sus habilidades fotográficas

Mejora tus habilidades fotográficas con nuestro paquete gratuito para principiantes (*solo en inglés). Accede a consejos exclusivos y herramientas para perfeccionar tu arte y expandir tu negocio.

Nombre
Suscríbase al boletín Etiqueta de campo

Última

es_ESES