Comprender el ISO de la cámara: una guía paso a paso para mejorar sus habilidades fotográficas

Descubra cómo utilizar eficazmente los ajustes ISO de la cámara en distintos escenarios. Mejora tu fotografía con nuestra completa guía paso a paso y nuestros consejos prácticos.

Pantalla de cámara DSLR ajustada a ISO 200 a escala e1694111798670

Tienes una cámara increíble que puede hacer fotos preciosas, pero con tanta terminología que aprender y nuevas habilidades que dominar, no sabes por dónde empezar. ¿Te resulta familiar? Tu cámara está guardada en un rincón cogiendo polvo y pospones el aprendizaje de la fotografía... Esta es una preocupación común entre muchos fotógrafos principiantes, pero por suerte para ti, hoy vamos a desglosar uno de los conocimientos fotográficos más necesarios que debes dominar: el ISO.

Si aún no estás familiarizado, ISO se refiere a la sensibilidad del sensor de la cámara a la luz. Permite a los fotógrafos controlar la exposición y capturar imágenes con poca luz. Además, el ISO proporciona flexibilidad y puede utilizarse de forma creativa para mostrar tu mejor trabajo. Sin embargo, los ajustes ISO más altos también pueden introducir ruido o grano en las imágenes, por lo que los fotógrafos intentan utilizar el ajuste ISO más bajo posible para obtener una calidad de imagen óptima. 

Ni que decir tiene que, si quieres que tus fotos tengan un aspecto lo más profesional posible, esta es una habilidad que querrás dominar cuanto antes. 

Hablaremos de todo lo que necesitas saber sobre ISO, desde cómo funciona hasta cómo elegir el ISO adecuado para tus necesidades. ¿Te parece bien? Pongámonos manos a la obra. 

Definir el ISO de la cámara 

Como ya hemos dicho, el ISO se refiere a la sensibilidad del sensor de la cámara a la luz. Puedes aumentar el ISO, es decir, hacer que la cámara sea más sensible a la luz. Alternativamente, puedes disminuir tu ISO, o hacer que tu cámara sea menos sensible a la luz. 

Para ponernos un poco más técnicos sobre el origen de ISO, el término "ISO" deriva de "Organización Internacional de Normalización", que es el organismo rector que establece las normas para diversas industrias, incluida la fotografía. En el caso de la fotografía, ISO se refiere a la normalización de los niveles de sensibilidad de los sensores de las cámaras. ISO se representa normalmente como un valor numérico, como ISO 100, ISO 400, ISO 800, etc., y los números más altos indican una mayor sensibilidad a la luz.

Si alguna vez has oído hablar de ASA en relación con la fotografía, el concepto es similar, pero se aplica específicamente a la fotografía con película. Los términos pueden ser intercambiables, pero desde la década de 1980, el término ISO ha sustituido a ASA. 

Así que, para nuestros propósitos, utilizaremos estrictamente el término ISO para describir la sensibilidad de la cámara a la luz. 

Cómo funciona ISO 

Comprender el mecanismo de funcionamiento del ISO puede ser muy útil cuando se intenta aprender fotografía, así que pongámonos un poco más técnicos...

La relación entre ISO, apertura y velocidad de obturación 

Aunque podría ser más fácil aprender sobre ISO por sí solo, lamentablemente esto no es posible. Si quieres entender el ISO, tienes que entenderlo en relación con otros dos conceptos fotográficos importantes: la abertura y la velocidad de obturación. Los tres juntos forman lo que se conoce como el "triángulo de la exposición". 

La apertura se refiere al tamaño de la abertura del objetivo de la cámara, que puede ajustarse para controlar la cantidad de luz que entra en la cámara. Un diafragma más pequeño hace que entre menos luz en la cámara, mientras que un diafragma más grande permite que entre más luz. Por otro lado, la velocidad de obturación determina la duración de la exposición del sensor de la cámara a la luz. Una velocidad de obturación más rápida deja pasar menos luz, mientras que una velocidad de obturación más lenta deja pasar más luz.

Como puedes ver, necesitas los tres para conseguir una imagen con una exposición óptima.

El efecto del ISO en el triángulo de exposición

El ISO desempeña un papel crucial en el triángulo de exposición, ya que afecta directamente a la sensibilidad de la cámara a la luz. Un ISO más alto permite utilizar velocidades de obturación más rápidas y/o aperturas más pequeñas en condiciones de poca luz, lo que puede ayudar a congelar el movimiento o conseguir una mayor profundidad de campo, respectivamente. Sin embargo, los valores ISO altos también aumentan la probabilidad de que aparezca ruido o grano en la imagen, lo que puede degradar su calidad.

ISO alto frente a ISO bajo: ventajas e inconvenientes

Hay muchas consideraciones a tener en cuenta a la hora de decidir el ISO. En resumen, los valores ISO altos son beneficiosos en condiciones de poca luz, ya que permiten velocidades de obturación más rápidas y una exposición adecuada. Sin embargo, pueden provocar un aumento del ruido o del grano, lo que puede degradar la calidad de la imagen. La tecnología disponible en el postprocesado y en algunos modelos nuevos de cámaras puede reducirlo, pero es mejor tener en cuenta que es de esperar algo más de grano al disparar con ISO altos.

Por el contrario, los valores ISO bajos son ventajosos en condiciones de buena iluminación, ya que producen imágenes más limpias con poco o ningún grano. Menos grano puede mejorar la nitidez de una imagen; una imagen con un enfoque perfecto del sujeto a ISO bajo casi siempre aparecerá más nítida que una imagen con un enfoque perfecto tomada a ISO alto. Comprender las ventajas y los inconvenientes de los valores ISO altos y bajos es crucial para que los fotógrafos puedan equilibrar eficazmente la exposición y la calidad de la imagen en diferentes condiciones de disparo, y a la hora de decidir cuál se ajusta mejor a su visión artística en una sesión fotográfica.

dos personas sentadas en el suelo a la entrada de un pasillo alto

Consejos para elegir el ISO adecuado 

Ya le hemos informado sobre los aspectos técnicos, así que ahora es el momento de entrar en la aplicación práctica de la norma ISO.

Estos son nuestros mejores consejos para empezar a pensar en la ISO: 

  1. Lo primero es lo primero, tenga en cuenta las condiciones de iluminación. En condiciones de poca luz, pueden ser necesarios valores ISO más altos para lograr una exposición adecuada. Sin embargo, en condiciones de buena iluminación, se pueden utilizar valores ISO más bajos para minimizar el ruido y mantener una calidad de imagen óptima.
  1. No olvide equilibrio entre ruido y calidad de imagen. Los valores ISO más altos generalmente producen un aumento de ruido o grano en las imágenes, mientras que los valores ISO más bajos producen imágenes más limpias con mejor calidad de imagen. Considere el nivel aceptable de ruido para el tipo de imagen que desea capturar y ajuste el ISO en consecuencia.
  1. En el modelo de cámara y el tamaño del sensor también entran en juego. El rendimiento de ISO puede variar entre modelos de cámara y tamaños de sensor. Por lo general, los sensores más grandes y las cámaras de gama alta tienden a funcionar mejor con valores ISO más altos, produciendo menos ruido. 
  1. Siempre hay que estar dispuesto a probar y ajustar. No tengas miedo de experimentar con diferentes ajustes ISO en diversas condiciones de iluminación para determinar el rango ISO óptimo para tu cámara y tus preferencias de disparo. Esto te ayudará a conseguir el equilibrio deseado entre ruido y calidad de imagen.
  1. También hay técnicas de reducción del ruido a tener en cuenta si necesita utilizar ajustes ISO más altos para capturar imágenes en condiciones de poca luz. Esto se hará durante el post-procesamiento. 
  1. Aún no hemos hablado del histograma, pero a la hora de elegir el mejor ISO, merece la pena mencionarlo vigilar el histograma. Esto puede proporcionar información valiosa sobre la exposición de la imagen. Evite subir demasiado el ISO si con ello se recortan las luces o las sombras en el histograma. Esto puede provocar una pérdida de detalle en la imagen final.
  1. Por último, le animamos encarecidamente a considerar los efectos creativos. Por ejemplo, en algunos casos, el uso intencionado de ajustes ISO más altos puede dar lugar a efectos creativos, como añadir grano o crear un aspecto vintage. 

Escenarios y recomendaciones habituales de ISO 

Asegurarte de que te sientes cómodo eligiendo el ISO adecuado en distintas condiciones es fundamental para tu éxito como fotógrafo.

Teniendo esto en cuenta, te daremos nuestra mejor recomendación ISO para tres escenarios de iluminación comunes a los que podrías enfrentarte. 

1. Al aire libre, a plena luz del día 

Para fotografiar a plena luz del día, normalmente se utiliza un ISO bajo para capturar imágenes nítidas y sin ruido. Se recomienda ISO 100-200 para mantener la calidad y el detalle de la imagen en exteriores con mucha luz. Esto le permite capturar la escena con un buen rango dinámico y colores precisos.

2. Eventos en interiores con iluminación artificial 

Al fotografiar en interiores con iluminación artificial, es posible que tenga que aumentar la sensibilidad ISO para captar suficiente luz. Un ISO más alto, como ISO 800-1600, puede ser un buen punto de partida para eventos en interiores. Puede experimentar con ajustes ISO más altos en función de la luz disponible y del nivel de ruido deseado en sus imágenes. Ten en cuenta que los ajustes ISO más altos pueden introducir algo de ruido, por lo que es importante encontrar el equilibrio adecuado entre ISO y ruido.

3. Situaciones con poca luz, como fotografía nocturna o conciertos 

En situaciones de poca luz, es posible que tengas que utilizar ajustes ISO aún más altos para capturar suficiente luz. Puedes utilizar ISO 1600-3200 o superiores, dependiendo de la luz disponible y del rendimiento de tu cámara con poca luz. Ten en cuenta los niveles de ruido, ya que los ajustes ISO más altos pueden aumentar el ruido en las imágenes. Experimenta con diferentes ajustes ISO para encontrar el equilibrio óptimo entre la captura de suficiente luz y la gestión del ruido.

Recuerda que el ISO es sólo uno de los tres factores (apertura, velocidad de obturación e ISO) que afectan a la exposición en fotografía. Equilibrar estos ajustes en función de las condiciones de iluminación y el resultado deseado de la imagen es esencial para conseguir los mejores resultados.

Dominar el ISO en modo manual  

¿Así que quiere tener el control total cuando dispara? No te culpamos.

Aquí es donde el modo manual puede resultar útil, porque disparar en modo manual proporciona a los fotógrafos un control preciso sobre la ISO, la apertura y la velocidad de obturación, lo que permite exposiciones precisas. También garantiza la coherencia en los ajustes de exposición, lo que resulta en un aspecto cohesivo en toda la sesión. 

Ten en cuenta que el modo manual también proporciona libertad creativa, lo que permite a los fotógrafos experimentar y lograr la visión artística que deseen.

Ya te hemos dado algunos consejos para ajustar la sensibilidad ISO en determinadas situaciones:

(es decir, en situaciones de poca luz, aumenta el ISO; en situaciones de mucha luz en exteriores, baja el ISO). También hemos mencionado que es necesario encontrar el equilibrio entre el brillo deseado y el ruido en la imagen. Todo esto sigue siendo cierto, pero ten en cuenta que a veces puede que quieras utilizar el Modo Manual para jugar con el ISO y conseguir una visión específica. 

En otras palabras, no siempre es tan sencillo como elegir un ISO en función de la iluminación. A veces tienes que pensar en tu visión e ir en contra de la sabiduría convencional. 

Técnicas para lograr una visión artística específica utilizando ISO

  1. Ruido intencionado: Utiliza los ajustes ISO más altos para añadir ruido de forma intencionada y conseguir una estética arenosa o vintage, añadiendo carácter y ambiente a la foto.
  2. Exposiciones largas: Experimenta con diferentes ajustes ISO para exposiciones largas. Los valores ISO más bajos para exposiciones más largas pueden capturar movimientos suaves y fluidos, mientras que los valores ISO más altos para exposiciones más cortas pueden capturar escenas dinámicas y dramáticas.
  3. Siluetas: Ajuste el ISO para siluetas para crear un contraste sorprendente entre el sujeto y el fondo, lo que resulta en imágenes visualmente impactantes.

carretera y arboles con lineas rojas y amarillas de las luces de los coches tomadas a baja velocidad de obturacion

Desmitificar el ISO automático

Por otro lado, aunque a algunos les guste tener el control en modo manual, a otros les encanta el ISO automático. Ofrece muchas ventajas. No te preocupes, no vamos a decirte que renuncies totalmente al ISO manual, pero hay algunas consideraciones importantes a tener en cuenta en esa decisión. Así que, primero...

Comprender el propósito y la función del ISO automático

El ISO automático es una función de muchas cámaras digitales que ajusta automáticamente el valor ISO en función de la lectura del medidor de luz de la cámara. El propósito de ISO automático es simplificar el proceso de configuración de la exposición para los fotógrafos mediante la automatización del ajuste ISO basado en las condiciones de iluminación, lo que les permite centrarse en otros aspectos de la fotografía como la composición y el encuadre.

Y eso no es todo. Utilizar el ISO automático tiene otras ventajas. 

Ventajas del ISO automático 

  1. ISO automático es muy práctico: Permite realizar ajustes rápidos y sencillos de la configuración ISO sin tener que cambiarla manualmente. Esto puede facilitar las cosas en condiciones de iluminación que cambian rápidamente o en situaciones de disparo rápido.
  2. Proporciona flexibilidad de exposición: Esto significa que puedes lograr una exposición adecuada en situaciones de iluminación difíciles ajustando automáticamente la configuración ISO para mantener una exposición equilibrada, incluso cuando las condiciones de iluminación cambian rápidamente.
  3. ISO automático puede reducir el ruido: Para ello, selecciona automáticamente el valor ISO más bajo posible en función de la luz disponible, lo que da como resultado imágenes más limpias y con menos ruido en condiciones de buena iluminación.

Todo son cosas estupendas, pero hay que tener en cuenta algunos contras.  

Contras del ISO automático 

  1. Renunciar al control: no siempre se obtiene el resultado deseado o la visión creativa de la foto.
  2. Es probable que los resultados sean incoherentes: Esto ocurre con mayor frecuencia cuando se dispara en entornos de iluminación que cambian rápidamente, o en situaciones en las que el fondo y el sujeto tienen un contraste significativo. Esto se debe en gran medida al sistema de medición y a los algoritmos de la cámara, y a menudo dará lugar a una variabilidad en los ajustes de exposición y en la calidad de la imagen.
  3. Es más probable que se produzca una exposición incorrecta: La sobreexposición o subexposición de las imágenes, así como el desenfoque de la cámara, son posibles cuando el sistema de medición de la cámara interpreta mal las condiciones de iluminación. Puede ser útil en algunas situaciones, pero elige sabiamente; nada puede sustituir la pericia de un fotógrafo experto en una situación de iluminación complicada. 

Si decides utilizar la ISO automática, te damos algunos consejos.

Consejos para maximizar el rendimiento de ISO automático 

  1. Ajuste el rango ISO automático para adaptarlo a las condiciones de disparo y al rendimiento de la cámara. Evite ajustar el rango ISO demasiado alto, ya que puede producir un ruido excesivo en las imágenes.
  2. Vigile los ajustes de medición y compensación de la exposición de la cámara para asegurarse de que el ISO automático proporciona los resultados de exposición deseados. Ajuste la compensación de exposición según sea necesario para afinar la exposición.
  3. Revise las imágenes después de disparar para evaluar el rendimiento de ISO automático en diferentes condiciones de iluminación y ajuste según sea necesario para futuras tomas.

Reducción del ruido en imágenes con ISO alta 

A estas alturas, esperamos haber dejado claro lo importante que es equilibrar la luz. Recuerda, un ISO demasiado alto en una imagen con poca luz probablemente producirá ruido en la imagen, pero un ISO demasiado bajo hará que la imagen no esté bien iluminada. De nuevo, es un acto de equilibrio. 

Sin embargo, una cosa es segura: a menos que añadas ruido intencionadamente a tu imagen como detalle creativo, en la mayoría de los casos, el ruido es algo que siempre querrás reducir en la medida de lo posible. 

Aquí tienes algunos consejos para empezar a pensar en la reducción del ruido.   

El impacto de la reducción de ruido en la cámara y en el postprocesado

¿Sabías que tu cámara puede ayudarte a reducir el ruido? 

La reducción de ruido en la cámara la aplica automáticamente el motor de procesamiento de la cámara al tomar imágenes JPEG. Puede reducir el ruido, pero también puede provocar la pérdida de detalles finos y la suavización de la imagen.

Por otro lado, la reducción de ruido en el postprocesado permite un mayor control y personalización. Puede aplicarse mediante un software específico de reducción de ruido o como un paso más del flujo de trabajo de postprocesado mediante programas como Adobe Lightroom, Photoshop u otros plugins de terceros.

Hay varias opciones de software disponibles para la reducción de ruido, cada una con sus puntos fuertes y débiles. Algunas opciones populares son Adobe Lightroom y Photoshop, DxO PhotoLab, Topacio DeNoisey Sin ruido by Skylum. Estas herramientas de software ofrecen algoritmos avanzados de reducción del ruido que pueden reducirlo eficazmente conservando los detalles de la imagen. Suelen ofrecer opciones para la reducción selectiva del ruido, lo que permite a los fotógrafos centrarse en áreas específicas de una imagen y ajustar la intensidad de la reducción de ruido para lograr los resultados deseados.

Consejos y técnicas para minimizar el ruido sin perder detalle de la imagen

  1. Pruebe a disparar con ajustes ISO más bajosporque, como sabes, los ajustes ISO altos aumentan el ruido en las imágenes. Asegúrate de que también tienes en cuenta la exposición de la imagen. 
  2. Le recomendamos utilice la reducción de ruido con moderación porque puede provocar una pérdida de detalles en la imagen y un aspecto plástico. Para evitarlo, acerque siempre el zoom a 100% para inspeccionar la imagen y detectar cualquier pérdida de detalles finos.
  3. Experimenta con el apilamiento de imágenes. Se trata de una técnica en la que se combinan varias imágenes de la misma escena para reducir el ruido. Al promediar los valores de los píxeles de varias imágenes, se reduce el ruido y se conservan los detalles de la imagen.
  4. Puedes intentar disparar en RAW. Recuerda que los archivos RAW contienen más datos de imagen que los JPEG, lo que permite una mayor flexibilidad en el postprocesado, incluida la reducción de ruido. 
  5. También puedes jugar con reducción selectiva del ruido. En este caso, en lugar de aplicar la reducción de ruido uniformemente a toda la imagen, utilice la reducción de ruido selectiva para centrarse en áreas específicas con niveles de ruido más altos, como las sombras o las regiones más oscuras. De este modo, puede reducir el ruido sólo donde sea necesario, conservando los detalles en otras zonas.

El futuro de la ISO en la tecnología de las cámaras 

La tecnología de las cámaras se actualiza y mejora continuamente, lo que hace que la fotografía sea aún más accesible para los principiantes. Dicho esto, si quieres beneficiarte de estos avances, debes estar al día de la tecnología para saber qué buscar a la hora de comprar una cámara. 

Hablemos un poco más sobre el futuro de ISO. 

Avances en tecnología de sensores y reducción del ruido

Los avances en la tecnología de los sensores y la reducción del ruido están impulsando el futuro de los valores ISO en la tecnología de las cámaras. Los sensores son cada vez más sensibles a la luz, lo que permite ajustes ISO más altos sin sacrificar la calidad de imagen. Esto permite a los fotógrafos capturar mejores imágenes con poca luz y de acción a alta velocidad con menos ruido, lo que se traduce en imágenes más limpias. 

Además, los algoritmos de reducción de ruido están mejorando, lo que permite un procesamiento más eficaz de la reducción de ruido en la cámara, que puede mejorar la calidad de la imagen con ajustes ISO más altos, haciendo que la fotografía en condiciones de iluminación difíciles sea más versátil.

La importancia del aprendizaje y la adaptación continuos en fotografía

Los fotógrafos deben estar al día de los últimos avances en tecnología fotográfica, conocer las capacidades y limitaciones de sus equipos y desarrollar habilidades para optimizar los ajustes ISO en las distintas situaciones de disparo. Esto incluye comprender las compensaciones entre ISO, apertura y velocidad de obturación, así como las técnicas de postprocesado para reducir aún más el ruido y mejorar la calidad de la imagen. Aprendiendo y adaptándose continuamente, los fotógrafos pueden sacar el máximo partido de la sensibilidad ISO y de otros ajustes de la cámara para conseguir una calidad de imagen óptima en sus proyectos fotográficos.

¿Qué opina de su comprensión de la ISO? 

Llegados a este punto, esperamos que te sientas seguro de tus capacidades ISO. Aunque también tendrás que dedicar tiempo a aprender más sobre la abertura y la velocidad de obturación, si eres capaz de dominar bien el ISO verás que las otras dos puntas del triángulo de la exposición se unen de forma mucho más fluida. 

Y si aún no lo entiendes, ¡no pasa nada! Aquí tienes algunas claves que te ayudarán.  

Puntos clave de la ISO:

  1. ISO es un ajuste de la cámara que determina la sensibilidad del sensor de la cámara a la luz. 
  2. Los valores ISO más bajos suelen producir imágenes más limpias y con menos ruido. Los valores ISO más altos, aunque ayudan a la cámara a rendir mejor en situaciones de poca luz, pueden introducir ruido, que puede manifestarse como grano o motas en la imagen. Por lo tanto, es importante equilibrar el valor ISO con otros ajustes de la cámara, como la apertura y la velocidad de obturación, para conseguir una calidad de imagen óptima.
  3. Los avances en la tecnología de los sensores y los algoritmos de reducción de ruido están mejorando el rendimiento de los ajustes ISO más altos, lo que permite un mejor rendimiento con poca luz y menos ruido en los modelos de cámara más recientes.
  4. Los ajustes ISO suelen ajustarse en función de las condiciones de iluminación de la escena. Los ajustes ISO más bajos (por ejemplo, ISO 100-400) son ideales para entornos bien iluminados, mientras que los ajustes ISO más altos (por ejemplo, ISO 800 y superiores) son más adecuados para situaciones con poca luz o en interiores.
  5. El aprendizaje y la adaptación continuos en fotografía, incluida la comprensión de las capacidades y limitaciones del rendimiento ISO de su cámara, pueden ayudarle a tomar decisiones informadas a la hora de ajustar los valores ISO para lograr la calidad de imagen deseada para su situación de disparo específica.

Siga practicando con su ISO 

Aunque entiendas todo lo que se dice en este artículo, a veces basta con salir a la calle y experimentar tú mismo con la ISO para comprenderlo todo. 

¿Estás listo para intentarlo?

No hay mejor momento que el presente para empezar a probar el ISO en todos tus proyectos fotográficos. 

Tienes esto. 

A4 1 4

Guía para mejorar sus habilidades fotográficas

Mejora tus habilidades fotográficas con nuestro paquete gratuito para principiantes (*solo en inglés). Accede a consejos exclusivos y herramientas para perfeccionar tu arte y expandir tu negocio.

Nombre
Suscríbase al boletín Etiqueta de campo

Última

es_ESES