10 consejos de fotografía inmobiliaria que todo principiante debe conocer

La fotografía inmobiliaria es un camino común que toman los fotógrafos, incluso los principiantes. Pero hay estilos fotográficos distintos y particulares que deben incorporarse aquí.

A medida que los fotógrafos buscan formas de convertir su pasión en una carrera remunerada, la fotografía inmobiliaria se está convirtiendo en una opción cada vez más popular. Hacer fotos de arquitectura atrevida, espacios estéticos y estructuras magníficas puede ser muy divertido y satisfactorio, por lo que es algo que recomendamos a los fotógrafos que prueben al menos una vez en su profesión.

bonita casa roja con porche

La fotografía inmobiliaria es un subgénero de la fotografía comercial en el que el artista toma fotos de una casa o propiedad en venta. Suelen trabajar con propietarios, agentes y otros clientes cuyo objetivo principal es tomar imágenes impresionantes que muestren su propiedad y, en última instancia, conseguir que se venda.

Las fotos que toma un fotógrafo inmobiliario aparecen en los listados inmobiliarios en línea o en los catálogos de propiedades. Como tal, su trabajo consiste en tomar fotos atractivas de la propiedad y mostrarlas con la mejor luz para atraer a posibles compradores de viviendas.

Si es usted un principiante que quiere probar suerte en la fotografía inmobiliaria, debe saber que hay estilos y tecnicismos únicos en la fotografía de propiedades inmobiliarias. Pero puede conseguirlo siempre que esté armado con los consejos esenciales que vamos a comentar en este artículo.

Equipo necesario para la fotografía inmobiliaria

Antes de adentrarnos de lleno en ayudarle a aprender las habilidades que necesita para tomar fotografías inmobiliarias impresionantes y consejos para obtener los mejores resultados, primero vamos a equiparle con lo que necesita. 

Por supuesto, su cámara es su alma. Ya sean cámaras de alto rango dinámico (HDR) o cámaras réflex digitales de un solo objetivo (DSLR), su cámara debe venir con ajustes personalizables y funciones ingeniosas que le ayuden a tomar imágenes de alta calidad. 

Además de su cámara, le recomendamos que se lleve un par de cosas más. 

Lente 

Cuando fotografíe bienes inmuebles, va a necesitar un objetivo que sea versátil y pueda ayudarle a conseguir la mejor toma en múltiples situaciones. Un objetivo de focal fija es el más idóneo para esta aplicación, ya que le permite hacer tomas en espacios reducidos. En cuanto al tamaño de objetivo que necesita, algo pequeño, como 27 mm o 35 mm, funcionará mejor.

Un objetivo gran angular también es una característica útil que debe tener, especialmente cuando fotografíe el interior de la casa. Puede hacer que los espacios pequeños parezcan más grandes y espaciosos e interesar al comprador potencial. 

Trípode

Un trípode fiable le resultará muy útil en la fotografía inmobiliaria, especialmente si fotografía espacios interiores. Le ayudará a estabilizar sus tomas y a evitar las imágenes borrosas, especialmente por la noche, cuando la luz es limitada y necesita reducir la velocidad de obturación. 

Iluminación 

Aunque su cámara disponga de un flash incorporado, éste no producirá necesariamente las fotos de mejor calidad, especialmente si la iluminación del entorno es escasa. Considere la posibilidad de llevar su propio equipo de iluminación a la sesión para poder jugar con el ambiente y mostrar la propiedad con la mejor luz. 

Baterías de repuesto y tarjetas SD

No puede fotografiar todo lo que necesita en un par de minutos. Especialmente en la fotografía inmobiliaria, es probable que su sesión le lleve más tiempo del previsto. Lo más seguro es que tenga que hacer varias tomas en diferentes ángulos antes de encontrar la toma perfecta. 

Debe prepararse para estas situaciones armándose con baterías y tarjetas SD de repuesto. Después de todo, ¡lo último que quiere es que su cámara se quede sin batería o sin memoria de almacenamiento justo cuando ha encontrado el ángulo o la iluminación perfectos! 

Tenga siempre repuestos en su bolsa para emergencias, para no retrasar el rodaje o, peor aún, tener que volver al día siguiente. En cuanto a la tarjeta SD adicional, le recomendamos que lleve de dos a tres extras, cada una idealmente con al menos 64 GB de memoria. 

Habilidades importantes para la fotografía inmobiliaria

Ahora que ya sabe qué equipo necesita, pasemos a las habilidades que debe desarrollar para convertirse en un fotógrafo inmobiliario de éxito y poder competir en un nicho altamente competitivo. 

Los clientes buscan fotógrafos con los que sea fácil comunicarse, capaces de seguir el briefing para hacer realidad su visión y con experiencia en estilos fotográficos que muestren sus propiedades con la mejor luz. 

Siguiendo instrucciones/informes 

Nos guste oírlo o no, la fotografía inmobiliaria trata 80% de ofrecer lo que el cliente quiere y 20% de estilo personal y creatividad. Los fotógrafos de este nicho tienen que estar muy dispuestos y ser capaces de seguir las instrucciones de sus clientes, ya sea sobre cómo quieren que sean sus tomas o cómo escenificar las habitaciones de su propiedad. 

Por ello, los fotógrafos inmobiliarios necesitarán a menudo leer mucho. Necesitan comprender plenamente el briefing y aclarar si tienen alguna duda. Un excelente trabajo de fotografía inmobiliaria es aquel que se ajusta a la visión del cliente a la perfección.

Comunicación

Los fotógrafos inmobiliarios trabajarán con mucha gente en su línea de trabajo: desde sus clientes hasta agentes y otros miembros del personal. Y la coordinación con estas personas es crucial para garantizar que el proyecto se desarrolle lo mejor posible. 

Por ello, la capacidad de comunicarse eficazmente es una habilidad vital que deben poseer los fotógrafos inmobiliarios. Deben ser capaces de mantener una comunicación clara con sus clientes para que no haya malentendidos sobre plazos, instrucciones, horarios de reuniones, etc. 

Comprensión del triángulo de exposición 

Uno de los principios o conceptos fotográficos especialmente importantes en la fotografía inmobiliaria es el triángulo de exposición. Tanto los principiantes como los fotógrafos inmobiliarios experimentados deben estar muy familiarizados con él para conseguir las mejores tomas de una propiedad. 

El triángulo de la exposición se refiere a cómo trabajan juntas tres importantes características de la cámara: el ISO, la velocidad de obturación y la abertura. Según este principio, las tres deben estar equilibradas para obtener los mejores resultados. Un área sobrecompensada afectará drásticamente al aspecto de una foto.

Consejos para la fotografía inmobiliaria

Los fotógrafos inmobiliarios son todos muy diferentes entre sí. Independientemente de ello, existen normas de calidad que todos ellos pueden cumplir para obtener las mejores fotografías de propiedades. He aquí algunos consejos a tener en cuenta para impresionar a sus clientes y tener éxito como fotógrafo inmobiliario. 

1. Utilice un objetivo gran angular

Un objetivo gran angular puede ayudarle a captar una mayor parte del espacio y hacer que las habitaciones parezcan más grandes. Esta característica es especialmente importante cuando se fotografían interiores que pueden parecer pequeños al fotografiarlos. Un objetivo gran angular le permitirá hacer que las habitaciones parezcan más grandes y atraer a posibles compradores. 

2. Dispare con luz natural

La hora del día a la que dispare tendrá un impacto significativo en cómo van a salir sus fotos. Puede que sea un fastidio, pero parte de ser fotógrafo consiste en estar dispuesto a levantarse a altas horas de la madrugada para conseguir una gran iluminación para su sesión. 

En la medida de lo posible, querrá que haya mucha luz natural, ya que esto mostrará la propiedad de forma atractiva y estética. La luz natural puede hacer que un espacio parezca luminoso y aireado, así que intente programar su sesión fotográfica durante las horas de luz. 

Si va a fotografiar en una época del año en la que la luz solar es limitada, tendrá que tenerlo en cuenta y considerar la posibilidad de llevar consigo accesorios y equipos de iluminación adicionales que puedan ayudarle a imitar la luz natural. 

También querrá hacer sus tomas con todas las luces encendidas, ya que pueden ayudar a aportar calidez a sus fotos y hacer que el espacio parezca más acogedor. 

3. Despeje el espacio

Antes de empezar a fotografiar, elimine cualquier desorden innecesario y objetos personales del espacio para que resulte más acogedor. Tener demasiados objetos en la zona hará que la foto parezca demasiado desordenada. Tener demasiadas cosas desordenadas confundirá al espectador y al comprador potencial. No sólo eso, sino que el desorden también hará que la habitación parezca más pequeña de lo que es. 

Busque un aspecto minimalista. Deshágase de elementos que distraigan y añadan ruido a sus fotos, como cables de teléfono o cubos de basura. Organice los objetos, mueva los muebles de sitio y haga fotos de una habitación limpia que facilite al espectador la visión y la apreciación. 

4. Utilice un trípode

Un trípode puede ayudarle a mantener sus tomas estables y niveladas, lo que es especialmente importante cuando dispare con poca luz, donde necesitará una velocidad de obturación más lenta. Además de un trípode, también puede considerar la posibilidad de utilizar un mando a distancia para hacer sus fotos, de modo que no tenga que tocar la cámara y arriesgarse a sacar una foto borrosa. 

Cuando fotografíe interiores, nivele su trípode a unos 1,5 metros de altura. Disparar desde el nivel de los ojos le ayudará a que la habitación parezca proporcionada. Orientar correctamente la parte inferior de su cámara en el trípode también le ayudará a mantener líneas verticales rectas que producirán fotos limpias y precisas. 

5. Dispare desde diferentes ángulos

Intente disparar desde distintos ángulos para captar los mejores rasgos del espacio y mostrar sus características únicas. No tenga miedo de hacer tantas fotos como sea posible para tener mucho donde elegir; tener demasiadas fotos es mucho mejor que no tener suficientes. 

Además de disparar desde distintos ángulos de la propiedad, pruebe a jugar con los ajustes y las exposiciones de su cámara. Esto le ayudará a encontrar los ajustes perfectos para que las fotos salgan bien. 

Para que se haga una idea de cuántas fotos debe tomar y cómo debe ser la mejor toma, normalmente deberá presentar a su cliente las fotos finales editadas de lo siguiente: 

  • 2 tomas gran angular de cada habitación (dormitorios, cocina, salón, comedor, sótano, etc.) 
  • 1 foto del cuarto de baño. Pero si el cuarto de baño tiene características únicas, como un interior bonito o espacioso, ¡deberá presentar más tomas! 
  • 3 fotos del patio trasero. 
  • 2 fotos del jardín delantero, mostrando su atractivo. 
  • 1 toma de cada característica única, como piscina, despensa, lavadero, gimnasio, etc. 

Si tiene un dron a mano, ¡no dude en utilizarlo! Este equipo le ayudará a crear tomas emocionantes que otros fotógrafos no pueden ofrecer, diferenciándole como fotógrafo inmobiliario. A su cliente le encantará ver la propiedad a vista de pájaro, ¡lo que puede ayudarle a atraer a más compradores! 

6. Edite sus fotos 

Las fotos que tome en la sesión son tomas en bruto que a menudo necesitan un tratamiento posterior antes de estar listas para enviarlas a su cliente. Elija sus mejores fotos y mejórelas con una herramienta o programa de edición. 

Editar sus fotos puede ayudar a realzar los colores y los detalles de la imagen, pero tenga cuidado de no exagerar. No quiere que sus fotos parezcan poco auténticas. Sólo quiere ajustar la iluminación, los colores y la nitidez para mostrar el sujeto de la mejor manera posible. 

En general, los ajustes que deberá realizar serán los siguientes: 

  • Puntos destacados del descenso
  • Sombras iluminadoras 
  • Negros profundos
  • Aumentar la claridad 

Si cree que sus fotos necesitan más ayuda que eso, realice otros ajustes según sea necesario. 

7. Mostrar el barrio

La propiedad inmobiliaria no sólo abarca la casa y sus habitaciones. También puede llevar su cámara y captar imágenes de los alrededores. Los compradores de viviendas querrán saber cómo son los alrededores de la casa, las comodidades que pueden encontrar, etc. 

Incluya fotos del vecindario circundante para dar a los espectadores una mejor idea de la zona y de la ubicación de la propiedad. También dará a la propiedad una ventaja adicional, especialmente si está situada en un barrio ideal. 

8. Destaque las características clave

Cada propiedad tendrá sus características únicas. Ya sea una vista impresionante, un detalle arquitectónico único o una espaciosa zona exterior, asegúrese de captar y resaltar las características clave de la propiedad.

Si le parece que no hay ninguna, es señal de que necesita pensar con originalidad. Pregúntese qué ve que no sea común en una casa estándar. Puede ser un cuarto de baño recién instalado o la proximidad a un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad, una chimenea moderna, una piscina, etc.; créanos, siempre hay algo único que destacar. 

9. Utilice la puesta en escena virtual

Los muebles pueden hacer mucho para que sus fotografías sean más atractivas. Pero no siempre hará fotos de casas amuebladas. Algunos clientes le pedirán que haga que los espacios en blanco y las habitaciones vacías tengan buen aspecto, y ahí es donde entra en juego la puesta en escena virtual. 

Si el espacio está vacío o poco amueblado, la escenificación virtual puede ayudar a los compradores a visualizar el potencial del espacio y hacerlo más acogedor. Para ello, debe utilizar una herramienta de diseño gráfico para superponer muebles y otros elementos y crear una toma realista y atractiva. 

10. Practicar y experimentar

Cuanto más practique la fotografía inmobiliaria, mejor lo hará. Experimente con diferentes técnicas, ángulos e iluminación para encontrar lo que mejor funciona en cada espacio.

Recuerde que nadie se convierte en un gran fotógrafo de la noche a la mañana. Se necesita tiempo, práctica y experiencia para desarrollar sus habilidades, aprender nuevos conceptos y aplicar su propio toque de creatividad a su trabajo. 

La fotografía inmobiliaria es un nicho muy rentable y satisfactorio en el que se están introduciendo muchos principiantes. Armado con nuestros consejos, debería ser capaz de crear fotos impresionantes de propiedades que impresionarán a sus clientes y le ayudarán a construir su cartera. 

¿Listo para empezar?

Deje que su fotografía inmobiliaria brille con un exclusivo sitio web de portafolio en línea.

Comience su prueba gratuita
es_ESES