12 tipos de iluminación en fotografía

Hay muchos tipos de luz en fotografía, y cada uno crea efectos diferentes. He aquí algunos de los tipos de luz más comunes y cómo utilizarlos.

pamela saunders oIKWYxe8y7M unsplash

Tanto si eres nuevo en la fotografía como si llevas años haciéndola, siempre es una buena idea repasar algunas de las luces más populares, versátiles y utilizadas en fotografía. A la hora de decidir qué tipo de luz es la más adecuada para tu proyecto, todo dependerá del sujeto y del concepto y el estado de ánimo que quieras conseguir.

No existe una luz universalmente perfecta para cada situación, pero con esta práctica guía empezarás a conocer los distintos tipos de iluminación natural y artificial, y cómo determinar cuál es la que mejor se adapta a tu foto.

Mientras sigues practicando y trabajando para perfeccionar el tipo de iluminación que te funciona, asegúrate de seguir actualizando tus sitio web de carteras en línea para que tus futuros clientes y colaboradores potenciales puedan ver todo tu hermoso trabajo fotográfico en un solo lugar. ¡Empecemos ya!

¿Qué significa la luz en fotografía?

En fotografía, el tipo de iluminación es uno de los elementos más importantes. En fotografía, la luz se refiere a la posición de la fuente de luz, que puede ser natural o artificial, en relación con el sujeto. La posición y la calidad de la luz pueden afectar a muchos aspectos de la foto final, desde la claridad hasta el tono, la emoción y mucho más. Si prestas atención a cómo la luz juega con los ángulos y las curvas del sujeto, y a qué partes del sujeto están iluminadas y cuáles están en penumbra, te convertirás en un fotógrafo mejor porque empezarás a aprender a aprovechar la fuente de luz de la forma más eficaz para cada proyecto.

Cómo afecta la luz a la fotografía

Tanto si haces retratos como bodegones o paisajes, la elección de la iluminación dependerá en gran medida de las características del sujeto y de cómo quieras que aparezcan en las fotos. Por ejemplo, la luz dura es más severa y enfatizará los ángulos y cualquier superficie que no sea perfectamente plana, como las olas de una playa o un modelo con arrugas o acné, mientras que la luz suave suavizará estos rasgos.

Si estás haciendo una sesión de belleza en la que el objetivo son unos rasgos impecables, el tipo de iluminación que utilices será probablemente muy diferente al de una sesión de fotos en la que quieras resaltar la personalidad y las líneas distintivas del rostro de tu modelo. Entender cómo sacar el máximo partido de la iluminación natural y artificial en cada situación será un gran paso adelante en tu camino para convertirte en el mejor fotógrafo posible.

Diferentes tipos de iluminación

Hay dos tipos principales de luz: natural y artificial. La luz natural es la que se produce sin intervención humana, por lo que puede ser la luz directa del sol en un día luminoso, la luz difusa creada por un día nublado o con niebla, o incluso la luz de la luna por la noche. Por otro lado, la luz artificial suele poder moverse y ajustarse a la situación. Es más fácil colocar la luz artificial en relación con el sujeto que con la iluminación natural, en la que tendrías que mover el sujeto y la cámara en función de la técnica de iluminación que quieras utilizar. Tanto la luz artificial como la natural pueden manipularse para crear cualquier estilo de iluminación, siempre que sepas cómo utilizarlas.

hombre con pelo largo abrazando a una mujer bajo el sol

Para obtener una iluminación natural más suave, puedes aprovechar las horas más cercanas al amanecer y al atardecer, cuando el sol estará ligeramente inclinado en lugar de directamente sobre el sujeto, y el brillo del sol puede ser menos extremo.

Luz frontal (o luz plana)

La luz frontal se produce cuando la fuente de luz está directamente delante del sujeto. Como la luz no está en ángulo, puede dar lugar a una cantidad limitada de sombras. La luz se repartirá uniformemente por toda la foto, sin que ninguna sección esté más o menos expuesta que el resto.

La luz plana puede ser buena para los retratos, sobre todo si el sujeto tiene arrugas o imperfecciones que quiera disimular. Sin embargo, si está intentando crear un retrato que muestre mucha personalidad, la iluminación frontal no le proporcionará el detalle que necesita para dar vida al carácter del sujeto.

Otra ventaja de utilizar la iluminación frontal es si estás explorando la fotografía de simetría, ya que la falta de sombras ayuda a que ambos lados de la cara parezcan más simétricos.

Silhoutte

Luz suave

La luz suave se produce cuando la fuente de luz es difusa, de modo que el efecto es más sutil que con una fuente de luz directa. Al utilizar luz suave, obtendrás sombras menos intensas, si es que las hay, y un menor contraste entre las luces y las sombras de la foto.

Si trabajas en un estudio fotográfico, puedes utilizar un panel difusor entre la fuente de luz y el sujeto. Puede ser incluso una cortina de color claro sobre la ventana para difuminar la luz natural del sol. Si fotografías en el exterior, la luz suave se producirá de forma natural en un día nublado, ya que las nubes del cielo difuminan la luz directa del sol. Si mantienes la luz suave, conseguirás un aspecto más juvenil en tus retratos.

retrato de mujer

Luz de llanta

La luz de borde puede crearse utilizando una forma de contraluz, en la que la luz se encuentra en un ángulo desde atrás o desde arriba. La luz incidirá sobre el sujeto de tal forma que creará un contorno brillante o un punto de luz alrededor del sujeto, dependiendo de la dirección desde la que proceda la luz. Esta técnica es útil para distinguir el sujeto del fondo y darle definición.

Coloca la fuente de luz por encima y por detrás del sujeto y ajústala hasta que veas aparecer el borde de luz. Un contraste más alto resaltará el borde de luz, mientras que un contraste más bajo atenuará el efecto general. Si no obtienes suficientes detalles de la parte frontal del sujeto, utiliza un reflector para iluminar suficientemente sus rasgos.

Iluminación en bucle

La iluminación en bucle es una técnica específica utilizada para retratos. El nombre hace referencia a un "bucle" de sombra desde la nariz hasta la mejilla. Generalmente se considera una opción menos dramática e intensa para retratos que algunas de las otras opciones enumeradas.

La iluminación en bucle es bastante universalmente favorecedora, así que si tienes varias citas para retratos o mini sesiones en un día, éste es un truco estupendo para sacarte del bolsillo. Coloca la luz ligeramente por encima del nivel de los ojos de la modelo y en un ángulo de 45 grados. Puedes experimentar con un bucle más o menos definido moviendo la luz arriba y abajo, y puedes ajustar la intensidad de la sombra acercando o alejando la luz del sujeto.

Iluminación

Utilizada a menudo para fotos de graduación, la luz amplia para fotografía es un tipo de iluminación lateral en la que se ilumina el lado del modelo más cercano a la cámara y el lado más alejado queda en la sombra. Esta técnica puede ser útil para un sujeto con la cara más delgada, ya que el lado iluminado parecerá más grande que el lado en sombra, lo que da como resultado una cara más rellena. Coloca la cara de tu modelo en ángulo, ligeramente alejada de la cámara, para conseguir este aspecto.

Mujer con gafas de sol

Iluminación de mariposas

Al igual que la iluminación en bucle, la iluminación en mariposa recibe su nombre del tipo específico de sombra que se crea en la cara del modelo. Coloca la luz delante y encima del sujeto para crear una sombra en forma de mariposa bajo su nariz. Esta iluminación se ve a menudo en fotos de glamour y retratos. También servirá para resaltar los demás rasgos faciales con el mismo nivel de intensidad, lo que puede ser estupendo para acentuar los pómulos altos, pero puede no ser útil si tu modelo tiene los ojos hundidos, ya que puede resultar en demasiada sombra bajo los ojos.

Iluminación dividida

Cuando la luz incide sobre el sujeto en un ángulo de 90 grados, se habla de iluminación dividida. El resultado es una línea recta en el centro de la cara del sujeto, con un lado totalmente iluminado y el otro completamente en la sombra. Es una opción estupenda para conseguir un retrato espectacular, sobre todo si utilizas una luz dura en lugar de suave.

Iluminación Rembrandt

Este estilo de iluminación debe su nombre a la forma en que Rembrandt utilizaba la luz en sus retratos. Es un tipo de iluminación lateral, similar a la iluminación dividida, salvo que el lado de la cara que está en sombra tiene un triángulo de luz bajo el ojo. Esto puede ser muy eficaz para hacer que una imagen bidimensional parezca tridimensional.

estudio

Iluminación fotográfica de interior

Aunque hay muchos tipos de luz artificial en los que puedes invertir para tu estudio, la luz natural es una gran opción para los retratos, incluso cuando haces fotos en interiores. Coloca a tu modelo cerca de una ventana y observa cómo cambia el color de la luz a lo largo del día y altera el efecto de la foto. Si utilizas luz exterior mientras estás en interiores, asegúrate de apagar las luces interiores, ya que pueden ser de dos colores diferentes y crear un tono desigual. Utiliza un fondo de color claro o una caja de luz para que la luz se refleje en él y aclare la composición general.

Iluminación para retratos

La iluminación que elijas dependerá de la cara de tu modelo. Aunque opciones como la iluminación de mariposa o la de bucle se consideran universalmente favorecedoras, cada modelo es diferente, así que estate abierto a cambiar las cosas en el último momento si no consigues el efecto deseado.

Si quieres resaltar la personalidad de la cara de tu modelo, quizá quieras experimentar con opciones de iluminación más severas, como Rembrandt y la iluminación dividida, aunque puedes atenuar el dramatismo si utilizas un reflector de luz para equilibrar el otro lado de la cara de tu sujeto.

La iluminación amplia puede hacer que el sujeto parezca tener una cara más ancha, y la iluminación corta hace que la cara parezca más delgada, por lo que no siempre resulta útil para crear fotos favorecedoras. Ten muy en cuenta la forma de la cara del sujeto y lo que él y tú queréis evocar en la imagen final a la hora de elegir el estilo de iluminación para una sesión fotográfica.

Ahora que conoces a fondo los distintos tipos de luz, lo que hacen y cuándo utilizarlos, es hora de salir a la calle y empezar a practicar tus nuevas habilidades. Asegúrate de mantener actualizado tu portafolio online para que tus clientes y colaboradores potenciales puedan ver todas las cosas increíbles en las que has estado trabajando.

¿Quieres más ideas para empezar a fotografiar retratos?

Cómo crear un sitio web de retratos fotográficos

11 tipos de fotografía de retrato que necesita en su repertorio

Nuestros accesorios imprescindibles para la fotografía de retrato

A4 1 4

Guía para mejorar sus habilidades fotográficas

Mejora tus habilidades fotográficas con nuestro paquete gratuito para principiantes (*solo en inglés). Accede a consejos exclusivos y herramientas para perfeccionar tu arte y expandir tu negocio.

Nombre
Suscríbase al boletín Etiqueta de campo

Última

es_ESES